¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Pubertad en la sangre

"Approaching puberty" Max Ernst..


Siento que mi verdadero trabajo
mi única seriedad es la tarea
          con las palabras, 
  lo demás me causa insignificante risa.

Sus texturas y cruces,
la infinita pubertad que traen, ardientes.
Honda procesión sin padre
                
A su vez, mesura delirante
           mi diversión
       y mi ruina

      Me pregunto: qué será de ellas sin mí
Sin la tropelía sorda de mi sangre
                      como clandestino ejército constante?
                                                   El balanceo quieto de mi silencio, la tormenta secreta de mi silencio
                    nave aérea, anfibia y sumergida
 clavado en ellas
mecido en ellas
         y en ellas extinguido?
  Y mi cuerpo con el residual latido,
la misma oscilación
que sufre la flecha rígida;
antes:  tensión, espera y vacío,
                sobre el punto en que haya dado
                   sobre el punto en que quizás, dará?







*.*.*.*

8 comentarios:

m a r i p o s e o s dijo...

Grande, excelso, fascinante...Así, me ha parecido éste poema.

Yo me pregunto casi lo mismo: ¿Cómo le hace Carol para germinar, parir, arrullar, lactar, cambiar, desvestir, cuidar, y ver crecer el verbo…?

Te felicito con todo el cariño, admiración y respeto que te tengo, que es bastante…

Besos y un fuerte abrazo en estas fiestas, y que el año venidero te colme de solo lo bello, sincero, y aventurado…


Belle Penélope

El Santi dijo...

Un señor poema.
De esos para más de una lectura.
Para descubrirle cosas también mañana. Y pasado mañana.
Un abrazo admirado.

Tanito dijo...

PRIMITA MIA: ¡Vivan los "deshilachaos"!, perdón, ¡vivan "tus deshilachaos"!. Me apuesto la vida a que no eres capaz de "agarrar" (mira que me ando con cuidado para no escribir "coger")un bolígrafo y escribir algo que no emocione. Imposible, no te saldría. A mi siempre me haces arrancarme, así que he garabateado una cosilla que te mando esperando que te guste a pesar de estar hecho improvisadamente.

Absurda pregunta, Vida,
no dudo que provocada
por un loco desvarío.
Es sencilla la respuesta:
Las palabras sin "mi Hada"
perderían su sentido.

Sin la "sorda tropelía"
que espumea por tus venas
se morirían de pena
y yo me derrumbaría.

Pues de seguro hay un punto
donde tú, certera flecha,
no acostumbras a fallar.
Ese punto que está oculto
en el centro de mi pecho
donde tú sabes llegar.

¡Todos mis besos y todo mi cariño ya van sobrevolando el charco, mi Sultanita!

Carol Love dijo...

Amigos.. Belle, Santi, Tanito...

me emociona saber que desde diferentes puntos -tan lejanos y a la vez, lo mismo- nos reconozcamos, nos reflexionemos, nos comprendamos de una manera sencilla y auténtica. Que hagamos que algo que podría ser simplemente un carozo duro y solitario, cante.

Me hicieron acordar a esa canción de Spinetta, que mueve un tsunami interior.. la subo para que hagamos aún más conexión

Gracias amigos

Belle, Santi y Tano hagamos un chin-chin virtual por la belleza que pasa cerca, la de las cosas chiquitas que nadie ve y que causan grandes movimientos interiores...! Salute! Buena noche buena!

(Esas flores Tanito! esas flores silvestres que crecen en tu cabeza...! Es un placer que dejen su aroma en mi lugar y semilla en mi cuore, besotes, gracias primo!)

pepe dijo...

Cuando uno se queda fascinado ante un poema como me acaba de ocurrir, es un buen recurso reseñar unos pocos versos de los leídos. Yo me quedo con la comparación con el vuelo de la flecha. Es una preciosa referencia hecha poesía.
Me gustó volver por aquí, pues es seguro que no es tiempo perdido.
pepe

Carol Love dijo...

Te gusta la vibración, Pepe? Creo que vamos buscando esa vibración que pareciera indicar algo cierto, o al menos un camino que se abre.

Gracias por volver, Pepe
besos!
nos leemos

pepe dijo...

No sé, pero un cuerpo del tipo que sea sin vibración me sugiere frialdad, muerte, sequía...
Una imagen, un poema, una mirada, si vibran desde su quietud son calor, vida, fertilidad.
Estamos aquí para sentir latidos. Lo demás aporta bien poco.
Un lujo tu blog tan vibrante.
Besos, Carol.

Carol Love dijo...

Sí, eso Pepe, abrazos vibrantes

nos vemos y si no nos vemos, limpiamos la pantalla... besos!