¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

Georg Trakl


DECADENCIA
(Verfall)


Al anochecer cuando convocan las campanas a la paz,
sigo los vuelos prodigiosos de las aves,
que en larga bandada, a modo de piadosa peregrinación,
se pierden en la diáfana lejanía del otoño.

Mientras deamubulo por el jardín en penumbra
mi sueño acompaña sus más claros destinos,
y casi no advierto moverse la aguja del reloj.
Así sigo su ruta por sobre las nubes.

De súbito me estremece un soplo de decadencia.
El mirlo se lamenta entre las deshojadas ramas.
Rojos racimos se balancean contra las herrumbrosas verjas,

al tiempo que, como niños pálidos que hacen ronda a la muerte,
alrededor de oscuros brocales que se desmoronan,
ásteres azules se doblan trémulos al viento.

(de "La bella ciudad")

*.*.*.*

EL SOL
(Die Sonne)

Todos los días viene el amarillo sol por sobre la colina.
Hermoso es el bosque y el animal oscuro,
y el hombre, cazador o pastor.

Rojizo avanza el pez por la verde laguna.
Bajo el redondo cielo
navega quedamente el pescador en su canoa azul.

Lentamente maduran la uva y el grano.
Cuando el día serenamente declina,
lo bueno y lo malo están ya preparados.

Cuando se hace noche,
eleva suavemente el caminante los pesados párpados;
el sol se abre paso en el sombrío desfiladero.

(de "Canto septenario de la muerte")

*.*.*.*


RONDEL

El oro de los días se ha desvanecido,
los tonos pardos y azules del anochecer,
las suaves flautas del pastor murieron,
los tonos pardos y azules del anochecer.
El oro de los días se ha desvanecido.

(de "Sueño del mal")

*.*.*.*


LAS RATAS
(Die Ratten)

Blanca brilla en el patio la luna de otoño.
Sombras fantásticas se precipitan desde el alero.
Un silencio mora en las ventanas vacías
cuando emergen sigilosamente las ratas

y silbando corren de un lado a otro
y arrastran tras ellas un vaho asqueroso
procedente del interior de la letrina
que un rayo lunar estremece espectralmente.

Y chillan de codicia como si estuvieran locas
e irrumpen en la casa y los graneros
colmados de cereales y de frutos.
Vientos helados plañen en lo oscuro.

(de "Los campesinos")

*.*.*.*

BENDICIÓN FEMENINA
(Frauensegen)

Cuando marchas entre tus mujeres
a menudo sonríes azorado:
se presentan tantos días alarmantes.
La adormidera se marchita blanca en el vallado.

Como la bella morbidez de tu cuerpo
la vid madura dorada en la colina.
Brilla lejano el espejo del estanque
y la guadaña chasquea en el sembrado.

Corre por los arbustos el rocío,
chorrean las hojas enrojecidas.
Para saludar a su mujer amada
se te aproxima, tostado y rudo, un moro.

(de "La bella ciudad")





 
          Versión de Aldo Pellegrini
           Biblioteca de Poesía de Ediciones Corregidor
                                                 1972


*.*.*.*




 *.*.*.*

Georg Trakl



*.*.*.*