¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

El "Tanito de Madrid"

Ben Snijders pintó tu flaca esperándote, Tano


Muerte tras el infierno (Mis venenos)



Uno tras otro me endulzaron las venas;
Besos de frío cristal me acurrucaron;
Veneno marrón que sedaba mis penas;
Mundos violentos me prendaron

Los sucios espejos ocupaban mesas
por las que rodaban cilindros plateados;
Fiel polvo blanco que al final solo dejas
un negro cerebro oxidado.

El piso alfombrado de botellas vanas;
Mi delirio se hincha hasta la explosión;
Una loca pasión de mi mente insana,
amarte por tu graduación.

Desayunos de “speed” caliente con leche,
almuerzos de cuerpos desnudos sangrantes,
variadas gotas la pared humedecen;
Son trazos de muerte brutales.

Puede ser surcar una vida sin Dios,
o quizá peor, con un Dios en tu contra;
Fue dulce llevar la caída entre dos,
pero la Parca vino pronta.

No cumplí la promesa que nos hicimos,
la de abandonar los dos juntos la vida;
Tu muerte fue a tiempo a pesar de mis mimos,
y me pudo la cobardía.

Cobarde que no pudo seguir tus pasos,
al no ser capaz de reventar con honor;
Cobarde que pese a los años pasados,
no pudo superar el dolor.

Mujeres surtidas ornaron mi vida,
de buenas familias y también de burdel,
mas, desde que falta mi escuálida niña,
no he podido saber querer.

Hoy hecho de menos todos mis venenos,
que en plena pasión te arrancaron de mí;
Siento tentaciones de abrazarme a ellos
hasta que uno me haga morir.


Y allá en el infierno encontrarme contigo,
y con mis amigos, que ya estan allí;
Me será fácil adaptarme a ese sitio,
pues infierno fue mi vida aquí.

Y ya para siempre, liberados todos,
volver a brindar por las nuevas canciones
y dejarnos llevar por locas pasiones;
No podría ser de otro modo.

( A mis amigos que fueron cayendo por el camino, y sobre todo a “ELLA” )

¡ Que solo me fuisteis dejando, LEALES CABRONES ¡ 





 *.*.*.*

Munch



Mi cercana lejanía

Cruzando trópicos y tormentas,
burlando aduanas y fronteras,
tras haber rozado tus caderas,
de Ultramar un dulce aroma llega.

Cada noche, tú fotografía
besa mimosa mi corazón,
tus acais despiertan mi pasión,
son como farolas encendidas.

A diez mil kilómetros te encuentras,
a mi vera te quisiera yo,
escuchar las palabras de amor
que solo en “papel” ahora me llegan.

Palermo…Corrientes…Balvanera…,
sitios que me resultan cercanos
aunque nunca los haya pisado,
Almagro…La Boca…Avellaneda….

Que bello caminar por la arena;
Mar del Plata, los dos de la mano;
Ver la sombra de Storni llorando
sus duquelas, muriendo de pena.

Si es que las almas pueden volar,
que despeguen la tuya y la mía,
que las aves les sirva de guía,
y se encuentren en medio del mar.

Tú, cantando tangos de Gardel;
Yo, bulerías de Camarón;
Fundir mi cante con tu canción,
Tras las brumas no nos podrán ver.

( Para Vos, Princesa )



*.*.*.*


ole primo!! espero te gusten las mujeres que elegí,
dos deducciones, dos femeninas posturas
por el camino de Carmen Pascual
visitá el blog de esta madrileña, si todavía no lo hiciste
de tu tierra tan fértil 


http://carmensabes.blogspot.com/
con cariño amigo para vos



*.*.*.*

César López Claro



"Solo, fané y descangayao"
suele adornar las aceras;
El rostro triste, tapado,
para no ver sus miserias.

Contrasta su humanidad
con los relamidos trajes
que disfrazan la maldad
de los cabrones farsantes.

Los fríos y los calores
"acartonaron" su piel,
y se la pelan las voces,
lo que oye nó va con Él.

Para dormir ha erigido
de "cartones" un palacio,
donde da forma a su nido
y emborracha sus agravios.

A su paso nó miramos
de vergüenza que sentimos,
pues queremos olvidarnos
de que hay muchos, y están vivos.









¡QUE BUENOS SON!


Nos animan a ser caritativos,
no nos hablan de justicia social;
Hacernos de una, para ser activos,
asociación no gubernamental.

Lavan sus manos dando donativos
que desgravan en la declaración,
almas negras, que educan a sus hijos
para que entonen su misma canción.

Marquesonas de eventos entrañables
lucen sus joyas, pulen sus blasones,
¡que buenas son!, ¡ellas no son culpables!.

Odio sus caras y odio sus salones,
necias sus palabras, son detestables,
no disimulan ser unos cabrones.




*.*.*.*