¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Cardúmenes de apariencia muerta

Naturaleza muerta con zapato viejo, Joan Miró.


Siento que estallan peces en cuadros de colores

detrás de letras negras titilantes

así como ondas mínimas arrastran miles de cielos mayores

                       mudos,  reptantes.

cuanto más oscuras e inmóviles,

más inquietantes.




*.*.*.*



*.*.*.*

4 comentarios:

Tanito dijo...

La huida del oxigeno cala los motores
de bichos con las miradas expectantes,
la ausencia de astros duerme las conciencias y despierta los temores sedados antes.
Elementos antaño dóciles,
son lacerantes.

Me ha parecido que leer estos versillos tras leer los tuyos no quedaría mal. Te pido perdón, mi bella y amada Maestra, por intentar emularte y aprovecharme de tu esfuerzo, pero es leer algo tuyo y me entran ganas de escribir (yo sí que he tenido la fortuna de topar con una MUSA de verdad).
¡Besazo de cuerpo entero, mi Flaca!

El Santi dijo...

Qué se podría comentar a esta entrada que es a su vez un comentario a un comentario mudo pero sonoro de Miró sobre el mundo y la pintura. Siempre me pareció que en este cuadro temprano de Miró estaba contenida toda la pintura.Esa forma en que los huecos y la sombra y la "no cosa" pesan tanto o más que la "cosa". Y el misterio de que lo que está detenido en la más absoluta y serena inmovilidad termine estallando y generándote peces.
Se precisan artistas como Miró tanto como se precisan miradores de Miró como vos, creadores de peces. No todo el mundo sabe Mirar a Miró.

Carol Love dijo...

Claro! dejalos fluir Tanito...! Qué belleza, esas cosas que no están: el oxígeno y los astros, estando en realidad en "su ausencia". Una especie de influencia "lunática", fuerza que cambia la mano de los mares, los cuerpos poderosos de océanos...

Fijate que las oposiciones elevan el sentido mudo y nos lo muestran: peces-letras, cuadros de colores y negros titilantes, mínimas ondas-cielos mayores, inmóviles-inquietantes...

y vos hiciste lo mismo, intuitivamente, en la analogía de los peces y nosotros: oxígeno-astros... me encanta

besos Tanito

Carol Love dijo...

Santi, seguramente te llegan los latidos de Miró a tu propia mano, no sin esfuerzo me acerco a ese mundo, que como la música, tiene su lenguaje, cercano a la poesía, pero no el mismo.

Estuve observando obras de Miró. Me quedé colgada en las Constelaciones... esas pequeñas negritudes -si se puede decir- esas ínfimas quietudes indescifrables, sólo "sentibles" y este cuadro, en el que bien decís: la "no-cosa" pareja a la "cosa" es movilizante...

lo que con la intuición tocamos, también está ahí, ocupando su lugar en el espacio, bello sentimiento..

un abrazo Santi