¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

domingo, 23 de octubre de 2011

Soneto a Virginia y a Sophía en ocasión del barroco, Leibniz y los conceptos errados

Apolo tocando el laúd. Caravaggio.



Disculpe que en conceptos he fallado
Pues no me hago entender muy bien en prosa
El bramido del mar está en la rosa*
Sólo que un poco tierno y desgajado

Es la intuición doble arista filosa
Que el tiempo por escaso hubo quebrado
o filtra confusión en lo explicado
o crea de ella loa misteriosa

Mas, en ambas, de musa es el estado
Pendiendo sustantiva y vigorosa
Es musa que aparece en cualquier lado

Y en palabras, de sí, habla la cosa!
Discúlpeme, de nuevo, lo ofrendado
Que extiendo hacia Sophía, por hermosa.









* tomado de Leibniz, entonces digo: en la rosa como en el verso.


*.*.*.*

3 comentarios:

Tanito dijo...

Pedazo de soneto, cielo, te ha quedado niquelao.
Y si mi intuición no me falla (ya sabes que mi intuición vence por goleada a mis conocimientos) has viajado al pasado y has regresado empapadita de barroquismo.
Juegas con las palabras con la soltura que un niño juega a las canicas.
Precioso princesa.
Ya sabes que el Tano te camela una jartá. ¡Remuuuaaa!.

libeasler dijo...

Excelentes versos
El manejo de las palabras y la estructura es sutil
Un placer leerte
Saludos

pepe dijo...

Una grata sorpresa, Carol. Te ha quedado de lujo en estructura y con contenido, algo complicadísimo de obtener en los sonteos para los que no tenemos la "música" del soneto interiorizada como creo que es tu caso o cómo es el mío. Al tercero lo dejé.
Un beso y un placer esta sorpresa.
pepe