¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

jueves, 1 de marzo de 2012

Naranjas

Mi perro naranja. (Chiquito roto)


Pelo dos naranjas.
Las corto en cuatro.

La juguera está sucia
De cuatro partes de naranjas
Que, antes
Pasé por sus cuchillas.

Lavo lá.

Limpia, nuevamente,
Vuelve a estar sucia
Por cuatro nuevas partes
Que, ahora
Se funden en un líquido dulciácido.

La tarde se torna anaranjada.
Anaranjado, el pez que salta en la rama.
Anaranjado, el perro al sol
Y el perfume natural de las axilas del verano.
Repleta de naranjas se balancea la Luna cuando llega
A desparramar naranjas de manhã.

Su luz ola amarilla
Me da pena limpiar.






*.*.*.*

4 comentarios:

Marcelo Sosa Guridi dijo...

No... no hay que limpiar la luna. Hay que contaminarse de ella.
Saludos!

Carol Love dijo...

Hola Marcelo, gracias por las visitas!

Dejame la página de blog así yo también puedo visitarte y leerte.

Saludos!

Rafael "La pluma" dijo...

Un placer haberte tratado en la Feria virtual del libro, y encantado por haber paseado un pequeño rato por tu blog, el cual está hermoso.

Hasta otra.

Carol Love dijo...

Un gusto también para mí encontrarte,
seguramente volvemos a "vernos" por ahí amigo,
éxitos con lo que emprendas!