¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Oda a la Intuición


The wave. Bouguereau.


                                                             a Emanuel.



Todo poeta es un cántaro roto
Y la intuición, el agua
Que preñada en sí misma
Lo transforma en sonido y textura y canto
Aún hallándolo seco en despoblada alegría
Y habitado sólo por la inerme duda;
Por ella, el cántaro es rey y soberano.

Que del desierto no importa lo árido infinito
Si en la reserva hueca de tu mano
Furtiva y líquida la creación se esconde.

Y sos cántaro y cascada
Y volvés sobre sí
Al humilde llanto
Y sos agua ingenua y franca
Agua bendita.
Sin intención, desnuda
Agua profana.
Y llueve al interior
Y sos fresca
Y nueva
Y otra,
Y ríe

Ríe en su intuición:
El cántaro canta.
Aunque malogre el día
Hundido en su vacío
Modelando sus grietas
Henchido de mil verdes
Brotando de mil sacos
De razones podridas,
Inconducentes.
Inventando otro mundo en el mundo,
Otro día en el día.

Alma de la música y del vino.
Diosa de la serena mente y del latido.
Corazón del corazón de la poesía.
En la acuarela húmeda
Estás todavía
A punto de partir,
De huir,
Risueña.

Irresistible, tenue,
Enredadora.
Erótica de encantos.
Patrona de los que nunca están ahí donde parece.
Sibila de lo que no fue.

De todo lo inconstante:
Hembra y guía.

Detrás tuyo vamos,
Bailando,
Los solitarios,
Los enamorados,
Los niños.



*.*.*.*


William Adolphe Bouguereau
(La Rochelle, 1825-1905)


Thirst








*.*.*.*







*.*.*.*

1 comentario:

Marcelo Sosa Guridi dijo...

El poema es hermoso, sonoro y sugerente, fluye como el agua que celebra.
Me encantaron las imágenes, belleza acompañando belleza sosteniendo belleza. Te dejo un abrazo grande y el gusto por volver prontito.
Besos!