¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Abedules

Composición. Hans Hartung. 1960.
 
 
 
"..me gustaría partir trepando un abedul,
y trepar negras ramas sobre un tronco blanco como la nieve..." (*)

R. Frost.


 
 
 
Leo a los del norte
Cuando en verano estoy fría como la nieve.
Soy sudamericana.

Me siento en sus jardines y bebo de su vino
Hay rocas en sus versos, bosques, está lloviendo profusamente.

Gotean los abedules mirados desde tan abajo,
Es probable.
No conozco a los abedules.
Nunca ví la escarcha sobre ellos.

Busco una chispa,
Sol de algún micromundo. Bostezo.
Y estoy fría como la nieve,
En un paisaje sombrío,
Con abedules de escarcha
Que desconozco.

Tomo un sueño de prestado,
Soy sudamericana.

Un sueño extraño y enorme como un árbol oscuro
Se cuela sin mojarse de mí.
No se inmuta de mí
Y se ejerce como si fuera otro mundo,
Que nadie ve.

El enigma de los abedules y los niños
Se balancea sobre mi cama,
Me arquea de nieve las pestañas.
(Soy sudamericana.
No entiendo de abedules blancos y negros.
Ni de nieve.)

Frost cabalga mis pestañas
Un sueño chispea
Se trepa al
Blanco, al negro;
Se va.
Se pierde en la nocturna humedad del verano.


(*) Versión de A. Girri y W. Shand.

viernes, 7 de diciembre de 2012

( )









Habitación de hotel de Saint Paul de Vence. Cristóbal Toral.










odio hacer lo que se espera hacer, lo esperable
por eso cavo en mí
cuevas y mitos
figuraciones


si lo que digo no es exactamente, y
me escuchás sólo si lo tenés vos mismo
son mis silencios los que te dedico


















**

No antes

Vuelta. http://soyunyuyo.com/tag/silla/











Cuando mi cabeza está quebrada
y mi cuerpo agotado
viene y se desnuda
delante mío
la poesía

estoy tranquila, nada persigo
y nada me importa,
de la misma nada
una flor se abre

pero sé que es preciso
haberlo buscado todo por nada
porque esa nada, después de todo
-y no antes-
me encuentra



















**