¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Aquello





Gediminas Pranckevicius. Time. Lituania 2012.

 
“…pues, de lo terrible
Lo bello,
No es más que ese grado
Que aún soportamos.
Y si lo admiramos,
Es porque en su calma
Desdeña destruirnos.”

Rilke


Aunque nada tenga sentido
Aunque nada tenga sentido
Aunque nada tenga sentido
Aún en el extremo más absurdo del sinsentido
Lo bello
Revive y se hunde
Revive y se hunde,
Como un latido,
De aquello que,
Siendo, no existe,
Y existiendo, no es nada
Absolutamente.
Pero está en todo
En todo
En todo

No verlo (eido)
Es lo terrible






****

No sólo el viento

Fotografía de Tana Rendón



Las cosas que no se ven
El ritmo, la causa, las ganas

Las cosas que no se ven
Tu corriente sanguínea, las raíces, el sabor

Las cosas que no se ven
Musicalizan el mundo
Dentro y alrededor

No veo-veo

Camille Flammarion: L'Atmosphere (1888).





- No veo-veo
- Qué no-ves?
- Una cosa-en-sí maravillosa
- Qué cosa-en-sí es?
- Se enreda con un texto, pero el texto-en-sí no es
- Y qué más?
- Se eleva con el alma, pero el alma-en-sí no es
- Y qué más?
- Ilumina lo verdadero, lo justo y lo bello, pero ninguna de estas cosas-en-sí ni la luz es
- Filosofía, eso es






****

jueves, 6 de septiembre de 2012

Música para elefantes

Dalí. Los elefantes. 1948.





No me mientas,
Delinean mapas y rutas ondas imperceptibles
Aunque no lo sientas

Algunas armoniosas, otras discordantes
Seguimos sin querer músicas invisibles,
Como los elefantes:

No quiero que tus cadencias suenen deslucidas
Ni que tus cartografías apacibles
Sean, por falsedad, descoloridas







****

Specchio II

El ojo del espíritu. Fotografía de Jobani Elías.




Te pensás tantas veces, a merced
de los ojos de la gente, que
tu ser se empequeñece al infinito

Vale más mirarse desde adentro
Que ningún sol ajeno pervierta
tu piel y ciegue tus ojos íntimos








****

Circuito de cajita musical con alma bailando en medio



Pensamiento kafkiano. Fotografía de Jobani Elías


Para que haya libertad de pensamiento, primero tiene que haber pensamientos... Una cierta cantidad. No en número, sino en esencia. Como notas, que, armónicamente delineen la figura.

Los pensamientos no pueden ser vacíos, algo tiene que haber en ellos... Íntimamente relacionados, sinápticamente. Ese algo que viva por sí y en búsqueda constante por la unidad.

Algún alma tiene que llegar a las cosas, verlas. Luego formará el contenido del pensamiento... Contemplar hace al cuidado. Y una melodía limpia es una diana al oído.

Delgados y transparentes bailes sabe el alma. No es fácil, no es simple ser


 


****