¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Oda a la Intuición


The wave. Bouguereau.


                                                             a Emanuel.



Todo poeta es un cántaro roto
Y la intuición, el agua
Que preñada en sí misma
Lo transforma en sonido y textura y canto
Aún hallándolo seco en despoblada alegría
Y habitado sólo por la inerme duda;
Por ella, el cántaro es rey y soberano.

Que del desierto no importa lo árido infinito
Si en la reserva hueca de tu mano
Furtiva y líquida la creación se esconde.

Y sos cántaro y cascada
Y volvés sobre sí
Al humilde llanto
Y sos agua ingenua y franca
Agua bendita.
Sin intención, desnuda
Agua profana.
Y llueve al interior
Y sos fresca
Y nueva
Y otra,
Y ríe

Ríe en su intuición:
El cántaro canta.
Aunque malogre el día
Hundido en su vacío
Modelando sus grietas
Henchido de mil verdes
Brotando de mil sacos
De razones podridas,
Inconducentes.
Inventando otro mundo en el mundo,
Otro día en el día.

Alma de la música y del vino.
Diosa de la serena mente y del latido.
Corazón del corazón de la poesía.
En la acuarela húmeda
Estás todavía
A punto de partir,
De huir,
Risueña.

Irresistible, tenue,
Enredadora.
Erótica de encantos.
Patrona de los que nunca están ahí donde parece.
Sibila de lo que no fue.

De todo lo inconstante:
Hembra y guía.

Detrás tuyo vamos,
Bailando,
Los solitarios,
Los enamorados,
Los niños.



*.*.*.*


William Adolphe Bouguereau
(La Rochelle, 1825-1905)


Thirst








*.*.*.*







*.*.*.*

domingo, 13 de noviembre de 2011

Canción al siguiente


Tentación. Violeta Leonor Esparza.


Quiero decirte
Que me gusta meterme entre la gente
Para salir rápido,
Y estar a solas

No sé cómo hacer las cosas
Me equivoco más de mil veces
Pero también acierto,
Y eso lo vale

Reconocerme en el aire
De la soledad
Estar a ritmo de una canción que hable de mí
Aunque sea triste

Tener diez millones de problemas
Pero estar tranquila ante el peligro
Mirando bien
Creo que voy a encontrar la solución

 si no lo intento
Cómo voy a saber

Perderme entre renglones ajenos
Ir remontándome
mirarme de lejos
y mirarte, también

una historia de versos deshilachados
eso soy
pero si querés ser el final de mis versos
en las noches, está bien

tengo un par de perros y unas plantas poco verdes
me conformo con poco,
pero abundante amor
que sobre y nunca alcance

Me encanta que andes cerca
Pero también que te alejes
Cómo reconocer el valor de tenerte?
Entonces

Podés irte, pero podés volver
Porque quién sabe,
El destino es movedizo y revoltoso
Nos mezcla entre un montón de opciones
Y ya sabés
Podríamos volver a elegirnos

La luna juega con el sol
A las escondidas
Pero su reflejo lo recuerda
Entre los árboles

Me gustaría saber qué pensás…
Pero antes,
Conocerte,
Porque sos el siguiente
ya sabés
El siguiente

La historia puede empezar
Cuando quieras






*.*.*.*

sábado, 12 de noviembre de 2011

Aquéllos árboles


Four trees. Monet.
 
 
una vez
cuando era chica
paramos entre Paraná y Santa Fe
paramos ahí con mis viejos y unos tíos
a almorzar mientras pescaban
con mediomundos y cosas así.
Había unos árboles altísimos ahí
había unos árboles altísimos
que se extendían plenos
en ramas desnudas y tersas
altísimas para mí.
Me trepé en ellas
me trepé en ellas
como alguien que no tiene más escapatoria
que subirse a los árboles
subir y subir
me temblaban los brazos
y transpiraban las manos
terriblemente
pero era una energía extraña
y atractiva
una dulzura ácida
estar sola ahí arriba
y subir.

ahora
cuando leo
cuando leo ciertas cosas
que me elevan
siento mis brazos temblar
y mi corazón latir tan fuerte
que todo se mueve a mi alrededor
con el ritmo de mi latido
y las manos me transpiran
y me siento como si estuviera
trepando
trepando
aquéllos árboles.




****



Libertad condicional


El enigma del deseo o Mi madre mi madre mi madre. Dalí.


No se sabe si vas o venís
si sentís, o te escapás
si fantaseás o construís
si caminás o volás.
Si estás tratando de vivir
o de morir.

Si alguna vez fuiste vos,
ése, para mí,
o simplemente
sólo yo fui así,
o no.





***
La cesta de pan o Antes la muerte que la vergüenza. Dalí.



***