¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

lunes, 30 de mayo de 2011

Búsqueda inmóvil

Toulouse Lautrec. Mujer en diván. 1887.






En dirección al silencio hay un interruptor;
Lo busco a ciegas, bajo la plena luz.
Se mojan mis manos: click.




















*,*,*,*

sábado, 21 de mayo de 2011

Fruto


Naranjas. Julio Romero de Torres.




Ebria en el poema falsificaste luces.
Ah erótico nudo de raíces
el silencio no es triste, pudiste entenderlo?
Un sol oscuro gesta tu breve son.








*.*.*.*


Julio Romero de Torres
(España, Córdoba 1874 - 1930)



Esclava

Contrariedad


Celos

Las hermanas de Santa Marina

Magdalena




*.*.*.*

sábado, 7 de mayo de 2011

El secreto

El secreto. Carlos Belmonte. http://www.carlosbelmonte.com.es/4.html



"Pero un hombre amó el Alma peregrina dentro de ti,
  y amó los dolores de tu rostro que cambiaba”
W.B.Yeats
 
Para lo único que no tengo pereza
es para escribir.
Si me dijeran que este es mi monstruo,
no lo creería.
Porque cuando tengo frío,
febril viene a mí
y en la soledad
sus paisajes de pesadilla
me circundan
para contarme,
cuidadosamente,
lo que nunca voy a decir;
no es posible divulgar su secreto.

Por eso lo escondemos
de mil formas,
para decirlo.
Por eso lo expresamos, tenazmente
en cualquier lugar,
para volverlo a decir.
Mientras caminamos kilómetros y kilómetros
hacia adentro.



*.*.*.* 








Cuando seas vieja
W.B.Yeats
(1835-1939)

Cuando seas vieja y gris y soñolienta,
Y cabeceando junto al fuego, tomes este libro,
Y leas lentamente, y sueñes con la mirada suave
Que tus ojos un día tuvieron, y con sus profundas sombras;

Cuántos amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero un hombre amó el Alma peregrina dentro de ti,
Y amó los dolores de tu rostro que cambiaba;

E inclinándote junto al resplandor de los leños,
Murmures, un poco triste, cómo huyó el Amor
Y se fue por sobre las montañas
Y escondió su rostro entre una multitud de estrellas.





*.*.*.*

miércoles, 4 de mayo de 2011

Ombligo, dientes de esteca y saliva de óleo

Keith Arnatt

Gente tragada por su ombligo
dientes de esteca y saliva de óleo
girando en diluvio infinito de soberbia sorda
la capacidad de sentir atrofiada por el abuso
el desuso, el maltrato a su propia humanidad 
en el otro

gente que dice estar despierta
de manos activas y cerebelo atento

si se perdiera en la calle sin su gps
vibraría con la ínfima mirada
de algún perro sucio,
y se conmovería cuando lame
con sutil oficio,
su soledad y el desamparo

la belleza está húmeda en las pequeñas cosas
y el arte sorbe de ellas cuando aún está fresca

...unos zapatos viejos
en silencio sereno
amaron esas huellas
que ayer,
borró el viento...



Keith Arnatt

Keith Arnatt

Keith Arnatt


*.*.*.*


...y el hallazgo de las pequeñas bellas cosas

Van Gogh. Un par de zapatos.



*.*.*.*

lunes, 2 de mayo de 2011

Placer y necesidad: El arte de la escritura y el sufrimiento humano. Galeano y Félix Díaz.

Palabras de Eduardo Galeano junto a Félix Díaz y al Pueblo Qom




*.*.*.*


César Vallejo
Un hombre pasa con un pan al hombro


César Vallejo, ensimismado

 

Un hombre pasa con un pan al hombro
¿Voy a escribir, después, sobre mi doble?
...
Otro se sienta, ráscase, extrae un piojo de su axila, mátalo
¿Con qué valor hablar del psicoanálisis?

Otro ha entrado en mi pecho con un palo en la mano
¿Hablar luego de Sócrates al médico?

Un cojo pasa dando el brazo a un niño
¿Voy, después, a leer a André Bretón?

Otro tiembla de frío, tose, escupe sangre
¿Cabrá aludir jamás al Yo profundo?

Otro busca en el fango huesos, cáscaras
¿Cómo escribir, después del infinito?

Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza
¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?

Un comerciante roba un gramo en el peso a un cliente
¿Hablar, después, de cuarta dimensión?

Un banquero falsea su balance
¿Con qué cara llorar en el teatro?

Un paria duerme con el pie a la espalda
¿Hablar, después, a nadie de Picasso?

Alguien va en un entierro sollozando
¿Cómo luego ingresar a la Academia?

Alguien limpia un fusil en su cocina
¿Con qué valor hablar del más allá?

Alguien pasa contando con sus dedos
¿Cómo hablar del no-yó sin dar un grito?




*.*.*.*