¿Por qué tiene que reinar el extremo..? Sí-no, hoy-nunca, sol-luna.... muerte-vida... si todo se renueva y es periódico como la flor. Nosotros mismos nacemos y morimos todos los días. Somos estraldinos.

lunes, 30 de agosto de 2010

Jorge Ben Jor

Alfiler


En un tiempo
Pinchadas como un alfiler
Sobre el vidrio hacia ayer:
Las rejas
Las puertas detrás
Y las ventanas todas
En la calle la vecina
Indiscreta,
Ya no son las mismas

Lo que hubo entre besos y sigilo
Detrás de tu oreja,
Algo
Que ir a buscar,
Sin ruido se fue

Como la remera de la selección,
Después de perder
Como la estraldina* misión de la flor
Como la noche
Y luego el día

Una carta de amor,
Fue canción del ayer
Que hoy
No es



*que nace y muere, nace y muere sin fin

domingo, 29 de agosto de 2010

Distraído


Si vinieras

No podría sacarme lo ridícula que soy

a veces


hay cosas que uno debe hacer

sacar la basura

caminar con el perro

barrer

lavar el baño

que no son nada poéticas

(a quién se le ocurriría ponerlas en un poema…)


Toda punta tiene un fondo

Una base

Que la pueda sostener


Y quizá algo

Más profundo

Que anda desdibujado


Todas las líneas,

Todo lo que logra brillar

Después de una buena ducha

Tiene detrás

Un infinito

Que equilibra su opacidad

En un resquicio


distraído




Por causa de vocé menina

mais eu olho pra vocé......


viernes, 27 de agosto de 2010

Por qué tan lejos -Borges de un tirón-




Tan sólo del puro nombre nos alejamos

Borges

Tanto prodigio desparramado en obras

tanto compartir

tanta pasión transformada


Leamos Borges sin citarlo tan lejos

Leamos al argentino que es poeta-mundo

Por qué estaremos tan lejos y más nos alejamos?

Si nos estiramos ahí y llegamos?


Si sos nuestro en letras y en avidez,

También tus sueños humanos


Leamos Borges,

Desacralicemos a Borges

Para encontrarlo –de una vez-

Como una fruta caída

Y sabrosa




De albas



"...y acobardado por la amenaza del alba
reviví la tremenda conjetura
de Schopenhauer y de Berkeley
que declara que el mundo
es una actividad de la mente,
un sueño de las almas..."
Amanecer, Borges.


Abren las alturas
su comisura de espacios
cuando el alba emerge
y se proclama,
desde la hondura propia y sempiterna
en colores violaceos y estraldinos*
desgarrada por soberbios vientos
y en calmos verdores vertida

Aquel poeta dijo temer al momento exacto
del ocaso de los hombres:
aún siendo el Hombre,
y en el poema extenso
siendo la misma pampa,
habitando en la noche
encandilado

Mas
el poeta temerá puntual
ese destino constante
aún cuando su alma
exhorte las alturas
y baje y abra
en luz a los caminos

Pues ese instante efímero y doliente
Él mismo lo ha forjado infinito.


*Término que denota nacimiento y muerte diaria.